Oraciones San Pío de Pietrelcina

Triduo al Padre Pío – Día 1

«Conviene acostumbrarse a los sufrimientos que Jesús te manda. Jesús, que no puede soportar verte sufrir, vendrá a consolarte infundiendo un nuevo ánimo en tu espíritu» (Padre Pío)

Día 1

Amadísimo San Pio de Pietrelcina, que has llevado sobre tu cuerpo los estigmas de Nuestro Señor Jesucristo; tú que llevaste la Cruz por todos nosotros, soportando los sufrimientos físicos y morales que te flagelaron continuamente el cuerpo y el alma en un doloroso martirio, te rogamos intercedas ante Dios Todopoderoso para que cada uno de nosotros sepa aceptar las pequeñas y grandes cruces de la vida, transformando cada sufrimiento en un vínculo seguro que nos une a la vida eterna.

CORONA al SAGRADO CORAZÓN recitado por SAN PIO

1. ¡Oh Jesús mío!, que dijiste «en verdad les digo, pidan y recibirán, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá!», aquí, confiado en tu Palabra, llamo, busco y te pido la gracia…

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.

2. ¡Oh Jesús mío!, que dijiste «en verdad les digo, todo lo que le pidas a mi Padre en mi nombre, Él se los concederá!», aquí, confiado en tu Palabra, pido al Eterno Padre en tu Nombre, la gracia…

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.

3. ¡Oh Jesús mío, que dijiste «en verdad les digo que el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán!», aquí, confiado en la infalibilidad de Tu Palabra divina, pido la gracia…

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.

Oh, Sagrado Corazón de Jesús, infinitamente compasivo con los desgraciados, ten piedad de nosotros, pobres pecadores, y concédenos las gracias que te pedimos por medio del Inmaculado Corazón de María, nuestra tierna Madre.

San José, Padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros.

Dios te salve, Reina 
y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra;
Dios te salve.
A ti llamamos 
los desterrados hijos de Eva;
a ti suspiramos, gimiendo y llorando
en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora, abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos 
misericordiosos;
y después de este destierro, 
muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.

¡Oh, clementísima, oh piadosa, 
oh dulce Virgen María!

0 comments on “Triduo al Padre Pío – Día 1

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: