You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
San Pío de Pietrelcina

Todas las estaciones del año se dan en tu alma

Veo, queridísima hija, que todas las estaciones del año se dan en tu alma, ya que a veces sientes el invierno de la esterilidad, las distracciones, las desganas y los tedios; otras, el rocío del mes de mayo con el perfume de santas florecillas; otras, los colores del deseo de agradar a Dios. No te falta más que el otoño, en el que, como sabes, no brotan muchos frutos; pero sucede con frecuencia que, al trillar las mieses y prensar las uvas, uno se encuentra con cosechas más abundantes de lo que prometían la siega y la vendimia.

Tú, hija, querrías que todo se hallara en primavera o en verano; pero no, hija; es necesario que se den estas vicisitudes en el interior y en el exterior. Sólo en el cielo todo será primavera en cuanto belleza, todo otoño en cuanto gozo, todo verano en cuanto amor. No existirá invierno alguno; pero el invierno es necesario para ejercitarnos en la abnegación y en las mil pequeñas y bellas virtudes, que se practica en las épocas de esterilidad.

San Pío de Pietrelcina
18 de mayo de 1918, a Maria Gargani, Ep. III, 315

Gianluigi Pasquale, 365 días con el Padre Pío.

error: @caminitoespiritual.com
%d bloggers like this: