You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
P. Emiliano Tardiff

Nunca puedo pensar que soy más que el burro que lleva a Jesús

Mucha gente cree que el Padre Emiliano Tardif es un santo, ¿que opina usted?

Yo me río de todo eso. A veces, cuando estoy solo y me voy a acostar en la noche, digo: «Si supieran quien soy yo, se quedarían mas tranquilos». No he dejado de ser un cura de pueblo en una islita perdida en el Mar Caribe. Nunca puedo pensar que soy más que el burro que lleva a Jesús.

Yo bien sé que cuando me visten de reconocimiento y me ponen mantos en el suelo, es porque le dan la bienvenida al Jesús que yo porto. Y cuando ya lo llevé, a mi me regresan otra vez a mi corral; y al retornar, no hay mantos de flores ni reconocimientos: entro en el santuario de mi ser y digo: «¡Señor, qué grande eres tú!».

Este regreso del burro a su casa es lo que nos mantiene en la humildad. La soledad y el estar frente a frente de Jesús no nos permite engañarnos. Cuando me arrodillo y recito las maravillas de Dios en los Salmos, pienso que si la gente conociera más a Dios, se fijaría menos en nosotros. Mi comunidad sabe que no soy santo, pero que sí anhelo llegar a serlo. Es una vocación de todos los bautizados. Pero equivocadamente pensamos que un santo es sólo una persona cuya imagen colocan en un altar o que realiza milagros.

Para mi, ser santo es mucho más que eso: es ser como Jesús. ¿Quien no quiere ser santo? Es más, desde mi bautismo, al ser enraizado en la muerte y resurrección de Cristo Jesús, ya llevo el germen de santidad por el don del Espíritu que me ha sido otorgado gratuitamente, sin ningún mérito de mi parte.

El don de sanación no es signo de santidad, es un don gratuito. Si lo pongo al servicio de los enfermos con paciencia y con amor, puede ayudar a santificarme, porque es puro ejercicio de la caridad, y a veces muy pesado. Un día alguien me dijo: «Emiliano, no te da miedo que la gente te canonice en vida por tanto milagro?», yo le conteste: «Prefiero que me crean un santo a que me crean un bandolero».

error: @caminitoespiritual.com
%d bloggers like this: