You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
General

El problema real del mundo

Agustín nos diría que el problema real del mundo es mayor que el aborto, el cambio climático o la desestructuración de la familia, y mucho más persistente. El verdadero problema del mundo somos nosotros. Como afirmó en sus homilías, no sirve de nada quejarse de esta época, porque esta época somos nosotros. Nuestra forma de vida la configura, y cuando aprendemos, por fin, a llenar nuestro corazón de algo más grande que el ruido y las drogas de estas sociedades que contribuimos a crear, cuando dejamos por fin que nuestro corazón descanse en Dios, como hizo Agustín, entonces –y sólo entonces– el mundo empieza a cambiar, porque Dios utiliza el testimonio de nuestras vidas para lograrlo.

Arz. Charles J. Chaput
Extranjeros en tierra extraña
Vivir como católicos en un mundo poscristiano

error: @caminitoespiritual.com
%d bloggers like this: