Si rezas a menudo

Si rezas a menudo, de día y de noche, veinte, treinta veces, cada vez que el Espíritu te inspira palabras de amor, aunque solo sea durante cinco minutos o un solo minuto, esta oración asidua va obrando un cambio profundo en tu mentalidad, en tu corazón, en tu carácter y en todo tu comportamiento. Seguramente […]