San José Santa Brígida de Suecia

José Valientísimo

«Tan perfectamente estaba [San José] muerto al mundo y a la carne, que no deseaba nada más que las cosas del cielo» (Santa Brígida de Suecia)

San José no deseaba nada más que las cosas del cielo. Vivió enteramente por amor a Jesucristo y, después de María, es el discípulo más fiel de Jesús. San José es el padre de Jesús, pero también es su discípulo. Se necesita valor para ser un fiel discípulo de Jesús. Muchos están dispuestos a seguir a Jesús cuando la situación es agradable, pero no muchos están dispuestos a seguirlo cuando la situación es difícil y llena de tristezas. San José fue siempre fiel, siempre valiente.

San José era valiente y de gran coraje. No tenía ningún otro miedo que el de ofender a Dios, y obró con extraordinaria fortaleza para proteger a Jesús y a María. La fortaleza es una virtud cardinal que sostiene firmemente la voluntad de la persona y la ayuda a resolver decididamente hacer la voluntad de Dios, incluso en medio de un gran sufrimiento.

«Oh José, padre virginal de Jesús, purísimo esposo de la Virgen María, ruega por nosotros diariamente al Hijo de Dios para que, armados con las herramientas de su gracia, podamos luchar en esta vida como debemos, y a la hora de la muerte seamos coronados por Él» (San Bernardino de Siena)

«Buen Padre (San José), te agradezco por haber cuidado a mi Madre María mientras estuviste en la tierra» (Sierva de Dios Sor María Marta Chambón)

Icono: Marek Czarnecki

0 comments on “José Valientísimo

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: