Salmos San Agustín San Paisios San Romano el Melódico

Las lágrimas son la sangre del alma

«Los que siembran con lágrimas, cosechan con cantos alegres» (Salmo 126,5)

«Las lágrimas son la sangre del alma» (San Agustín)

«El corazón se purifica con lágrimas y suspiros. Un suspiro con dolor del alma es igual a dos baldes de lágrimas. Lloremos nuestros pecados, esperando siempre el amor y la clemencia divina. Sumerjamos el alma en fuentes de lágrimas. No reduzcan la oración solamente a palabras. Conviertan su vida en una permanente oración a Dios» (San Paisios)

«María, cuando se inclinaba para llorar en el sepulcro, se le apareció inmediatamente el Señor, y su dolor se trocó en alegría. Así es el alma, si ama las lágrimas» (Martín, Obispo de Dumio. Sentencias de los Padres Egipcios)

«Las lágrimas son a menudo más fuertes que Dios, si se puede decir, y verdaderamente le fuerzan: porque el Misericordioso se deja encadenar con alegría por las lágrimas, por las lágrimas del espíritu de los pequeños (cf 2Co 7,10)… Lloremos pues de corazón, a la manera de los Ninivitas, que gracias a su contricción, abrieron el cielo y fueron vistos por el Libertador, que recibió su arrepentimiento» (San Romano el Melódico)

0 comments on “Las lágrimas son la sangre del alma

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: