Vladimir Soloviev

La Iglesia crece, se desarrolla y se perfecciona

En el crecimiento del árbol, la raíz no se suprime del tronco, sino que, por el contrario, es nutrida y conservada por él, como también lo conserva y lo nutre; del mismo modo, tampoco el tronco se suprime de las ramas, de las hojas y de las flores, etc., sino que todo esto en su conjunto forma una sola planta perfecta, que vive no por el cambio de sus partes, sino por la mutua conservación. Así, también para la Iglesia visible, la verdadera situación no consiste en el hecho de que en ella no aparezca nada nuevo, sino en el hecho de que el nuevo elemento que aparece en ella no contradiga lo viejo, no lo destruya, sino que lo afirme y le dé la vuelta.

Vladimir Soloviev
Los fundamentos de la vida espiritual, P. II, C. 5.

Fotografía: © Piotr Skrzypiecjpg

0 comments on “La Iglesia crece, se desarrolla y se perfecciona

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

<span>%d</span> bloggers like this: