Pieter van der Meer de Walcheren

Simplificación de la vida espiritual

El efecto de la unión con Dios y de la vuelta de las potencias del alma a la unidad es, pues, la simplificación de la voluntad y del espíritu y —por eso mismo— su perfección; porque en el orden inmaterial «simple» quiere decir «perfecto».

La vida espiritual propiamente dicha sigue el mismo proceso y se consuma en el mismo punto. Las «devociones» en que se dispersan más o menos las potencias del alma al iniciarse una vida de oración, van tomando luego un sentido único. Las «prácticas» se juntan en un solo acto, aceptado más que realizado, y de inmenso valor, pues es de origen divino. Este acto consiste en permitir que Dios penetre en nosotros. Puede llamársele indistintamente caridad, fe, confianza, adoración, propiciación, acción de gracias. Todas estas palabras parecen, en este caso, volverse sinónimas, y sus conceptos parecen fusionarse como substancias en ignición en el crisol del corazón deslumbrado, en que arde el perdurable Amor.

Dios es la simplicidad misma, y el alma que a Él se aproxima deberá recordar las palabras: «In simplicitate cordis quaerite Illum». «Buscadlo en la sencillez de vuestro corazón» (Sabiduría I, 1)

Pieter van der Meer de Walcheren
El Paraíso Blanco

0 comments on “Simplificación de la vida espiritual

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: