Sagradas Escrituras

Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada

«…Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; tendréis un gran premio y seréis hijos del Altísimo, que es bueno con los malvados y desagradecidos. Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante. La medida que uséis, la usarán con vosotros…» (Lucas 6)

Cortesía de Benedictinos de Silos en Argentina

%d bloggers like this: