San Máximo el Confesor

Los hombres han cesado de llorar por sus propios pecados

«Los hombres han cesado de llorar por sus propios pecados y se han apropiado del juicio que pertenece al Hijo de Dios. Como si estuviesen libres de pecado, se critican mutuamente y, por este motivo, son condenados. El cielo esta estupefacto y la tierra irritada. Los hombres, sin embargo, son tan insensibles que ni siquiera se avergüenzan».
Máximo el Confesor (+662 )

%d bloggers like this: