Thomas Merton

La experiencia interna

Para que el hombre llegue a ser libre debe quedar liberado de sí mismo. Lo cual no significa que haya de librarse tan sólo de otros semejantes a él, pues la tiranía del hombre sobre el hombre no es sino la expresión externa de la esclavitud a que sus propios deseos lo someten. Y es que, en efecto, quien es esclavo de sus propios deseos necesariamente explota a su prójimo, a fin de rendir tributo al tirano que habita en su interior.

Antes de que pueda gozar de ninguna clase de libertad externa, el hombre debe aprender a encontrar el camino hacia la libertad en su interior. Y sólo entonces podrá permitirse renunciar al firme control que ejerce sobre otros y liberarlos de su atadura, porque ya no necesitará su dependencia. Son los contemplativos quienes mantienen esta libertad viva en el mundo y quienes muestran a otros, de forma oscura y sin ser conscientes de ello, lo que la libertad verdadera significa.

Thomas Merton, Cistercium: Revista cisterciense, Nº 212.

%d bloggers like this: