Thomas Hopko

55 máximas para la vida cristiana – P. Thomas Hopko

1. Está siempre con Cristo.
2. Ora como puedas, no como quieras.
3. Ten una regla de oración que puedas mantener y hazla por disciplina.
4. Di el Padrenuestro varias veces al día.
5. Haz una oración corta que repitas constantemente cuando tu mente no esté ocupada con otras cosas.
6. Haz algunas postraciones cuando ores.
7. Come buenos alimentos con moderación.
8. Mantén las reglas de ayuno de la Iglesia.
9. Pasa un tiempo en silencio todos los días.
10. Haz actos de misericordia en secreto.
11. Ve a los servicios litúrgicos con regularidad
12. Ve a la confesión y la comunión regularmente.
13. No participes en pensamientos y sentimientos intrusivos. Córtalos al comienzo.
14. Revela todos tus pensamientos y sentimientos regularmente a una persona de confianza.
15. Lee las Escrituras regularmente.
16. Lee buenos libros poco a poco.
17. Cultiva la comunión con los santos.
18. Sé una persona común.
19. Sé educado con todos.
20. Mantén la limpieza y el orden en tu hogar.
21. Ten un hobby saludable.
22. Haz ejercicio regularmente.
23. Vive un día, y parte de un día, a la vez.
24. Sé totalmente honesto, en primer lugar, contigo mismo.
25. Sé fiel en las cosas pequeñas.
26. Haz tu trabajo, y luego olvídalo.
27. Haz las cosas más difíciles y dolorosas primero.
28. Enfrenta la realidad.
29. Sé agradecido en todas las cosas.
30. Sé alegre.
31. Sé simple, escondido, tranquilo y pequeño.
32. Nunca traigas atención a ti mismo.
33. Escucha cuando la gente te habla.
34. Estate despierto y atento.
35. Piensa y habla de cosas no más de lo necesario.
36. Cuando hables, habla simple, claro, firme y directamente.
37. Huye de la imaginación, del análisis, de querer descifrar las cosas.
38. Huye de cosas sexuales y carnales en su primera aparición.
39. No te quejes ni murmures.
40. No te compares con nadie.
41. No busques ni esperes alabanzas ni piedad de nadie.
42. No juzgues a nadie por nada.
43. No trates de convencer a nadie de nada.
44. No te defiendas ni te justifiques a ti mismo.
45. Se definido por Dios y átate solo a Dios.
46. ​​Acepta la crítica con gratitud, pero examínala críticamente.
47. Da consejos a otros solo cuando te lo pidan o estés obligado a hacerlo.
48. No hagas nada por nadie que pueda y deba hacer por sí mismo.
49. Ten un horario diario de actividades, evitando caprichos.
50. Se misericordioso contigo mismo y con los demás.
51. No tengas expectativas, excepto ser ferozmente tentado hasta tu último aliento.
52. Concéntrate exclusivamente en Dios y la luz, no en el pecado y la oscuridad.
53. Aguanta la prueba de ti mismo y de tus faltas y pecados pacíficamente, serenamente, porque sabes que la misericordia de Dios es mayor que tu miseria.
54. Cuando caigas, levántate de inmediato y comienza de nuevo.
55. Obtén ayuda cuando la necesites, sin miedo y sin vergüenza.

%d bloggers like this: