San Silouan el Athónita

El que ha aprendido del Espíritu Santo a amar

El que ha aprendido del Espíritu Santo a amar, sufrirá durante toda su vida por los que no se salvan. Derrama abundantes lágrimas por los hombres, y la gracia divina le da fuerza para amar a sus enemigos. Si tú no los amas, al menos no los reprendas con aspereza y no los maldigas; y eso será ya un progreso. Pero si alguien los maldice y los injuria, es claro que un mal espíritu vive en él. Si no se arrepiente, cuando muera irá a donde viven los malos espíritus. Que el Señor preserve a tu alma de tamaña desgracia.

Comprendedlo, ¡es tan simple! Los que no conocen a Dios o se apartan de él son dignos de compasión. Mi corazón sufre por ellos, y las lágrimas manan de mis ojos. Nosotros podemos ver con claridad el Paraíso y los tormentos: lo hemos conocido por el Espíritu Santo. Y he aquí que el Señor ha dicho: «El Reino de Dios está dentro de vosotros» (Lc 17, 21). Así, ya aquí en la tierra empieza la vida eterna; y los tormentos eternos empiezan también aquí.

(…) Tú dices: «El enemigo persigue a nuestra santa Iglesia. ¿Cómo podría amarlo?». A eso yo te respondo: «Tu pobre alma no ha conocido a Dios; no ha conocido cuánto nos ama y con qué deseo espera que todos los hombres se arrepientan y se salven. El Señor es amor. Él ha dado en la tierra el Espíritu Santo, que enseña al alma a amar a los enemigos y a orar por ellos, a fin de que también ellos se salven. Eso es el amor. Pero si se les juzga según sus acciones, merecen un castigo».

Gloria al Señor que tanto nos ama y que, por el Espíritu Santo, nos perdona nuestros pecados y nos revela sus misterios.

Archimandrita Sophrony, Escritos de San Silouan el Athónita, Cap. 9

%d bloggers like this: