San Silouan el Athónita

El amor no está sometido al tiempo

El amor no está sometido al tiempo, conserva siempre su fuerza. Algunos piensan que el Señor ha sufrido por amor a los hombres, pero como no encuentran este amor en su propia alma, les parece que eso aconteció en un pasado lejano. Pero cuando el alma conoce el amor divino por el Espíritu Santo, percibe con claridad que el Señor es un Padre para nosotros, que él es nuestro pariente más próximo y más íntimo.

Y no existe felicidad más grande que amar a Dios con toda la inteligencia, con todo el corazón y con toda el alma —como el Señor ha mandado—, y al prójimo como a sí mismo. Cuando ese amor llena el alma, todo la regocija; pero, cuando se pierde, el hombre no encuentra reposo, se turba y acusa a los otros de haberle ofendido. No comprende que el culpable es él. Ha perdido el amor de Dios, y ha juzgado u odiado a su hermano. La gracia viene del amor a nuestro hermano, y es mediante el amor a nuestro hermano como se conserva. Pero si no amamos a nuestro hermano, la gracia divina no vendrá a nuestra alma.

Si los hombres observasen los mandamientos de Cristo, la tierra sería el Paraíso. Todos tendrían lo suficiente y lo indispensable con poco esfuerzo. El Espíritu divino viviría en las almas de los hombres, pues él mismo busca al alma humana y desea vivir en nosotros; si no fija su morada en nosotros, eso no proviene más que del orgullo de nuestro espíritu. (…)

Alguien tal vez dirá: «No hace más que discurrir sobre el amor de Dios. Pero ¿en qué se puede pensar sino en Dios?». Si Dios nos ha creado, es para que vivamos eternamente con él y contemplemos su Gloria. Sobre lo que se ama, también se desea hablar y luego se va formando una costumbre; si te habitúas a pensar en Dios, le llevarás siempre en tu alma; si te habitúas a pensar en las cosas del mundo, espiritualmente estarás en el mundo; si te habitúas a meditar sobre los sufrimientos del Señor y a pensar en el fuego eterno, eso se incrustará también en tu alma.

Archimandrita Sophony, Escritos de San Silouan el Athónita, Cap. 9

0 comments on “El amor no está sometido al tiempo

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: