Salmos

¡Yo te amo, Señor, mi fortaleza!

¡Yo te amo, Señor, mi fortaleza!
¡Señor, mi roca, mi defensa, mi libertador!,
¡Dios mío, mi roca de refugio!
¡Mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte, digno de alabanza!
Invoco al Señor y quedo libre del enemigo.
 
Me cercaban lazos mortales,
torrentes destructores me aterraban,
me envolvían lazos del Abismo,
me alcanzaban redes de muerte.
 
En el peligro invoqué al Señor
pidiendo socorro a mi Dios;
desde su templo escuchó mi clamor,
mi grito de socorro llegó a él, a sus oídos.
 
¡Viva el Señor, bendita sea mi Roca!
¡Glorificado sea mi Dios y Salvador!
El Dios que me dio el desquite
y me sometió los pueblos,
 
que me libró del enemigo,
me levantó sobre los que resistían
y me libró del hombre violento.
 
Por eso te daré gracias ante las naciones
y cantaré, Señor, en honor de tu Nombre:
Tú diste gran victoria a tu rey,
fuiste fiel con tu Ungido,
con David y su descendencia para siempre.
 
Salmo 18

0 comments on “¡Yo te amo, Señor, mi fortaleza!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: